domingo, 17 de octubre de 2010

Escalofrío...

                    Desde mis antiguas intervenciones en el apartado la pared de la revista en "Internet" de vicaro he empleado la expresión "A vuela ordenador" en sustitución de la mas literaria "A vuela pluma" y que todo el mundo que se dedica a escribir conoce su significado...¡Larguísima frase para iniciar un artículo de opinión que todavía no tengo estructurado!...¡  E S C A L O F R Í O  !.
                    Pudiera ser que algún que otro periodista se sintiera indignado por el hecho de que un poeta se atreviera a escribir un artículo de opinión sin seguir las pautas y "flautas" académicas...¡Me da igual!...¡No sigo esas "reflautas" para nada!...yó, a lo mío...a explicar mis pesadillas a "vuela pluma", tal conforme las siento y llegan por conductos "mediúmnicos" a mi mente.
                    He sentido un escalofrío cuando esta mañana después de despertar de una de mis pesadillas he escuchado en la cadena SER las declaraciones de Ángela Merkel sobre la emigración en Alemania, no las puedo transcribir literalmente porque las he buscado a través de los "buscas de la red" y no las he encontrado, pero venían a decir que los emigrantes que no aprendieran alemán serían mal recibidos, que Alemania había llamado a trabajadores de otros paises y culturas pensando en que después regresarían a sus lugares de origen; pero que nó, ¡Que se han quedado!y que la convivencia entre distintas culturas en Alemania era un auténtico fracaso. ¡Ojo!, que es mucho mas grave de lo que parece...todo esto viene por la presión que está ejerciendo el islamismo mas radical en Europa. El islamismo radical se está beneficiando de las constumbres liberales de los estados democráticos para ir recalando en lo mas profundo de Europa...Después de las tensiones que trajeron las guerras del siglo xx, Mayo del 68 en Francia, caída del muro en Berlín (ángela Merkel fue educada en la Alemania del Este) la libertad de expresión, libertad religiosa, libertad de costumbres, libertad sexual...cobra mas importancia el individuo a la colectividad, ahora si no vamos con cuidado, si no vemos las orejas al lobo...podemos estar en los principios de la regresión...para el islamismo radical no existen términos medios entre el laicismo y el clero...sus leyes son religiosas...
                      Los europeos nos hemos ido despiojando de los intolerantes religiosos, de esos que si no se siguen sus formularios "moralinos" se rasgan las vestimentas, de esos que ven el mundo cuadriculado; mi amigo el poeta Jesús Lizano dice que le gusta el mundo redondo de costumbres redondeadas y sin aristas cortantes...¡Ojo!...¡Ojo!...¡Ojo! con los que desean seguir las constumbres rectas..."Hay que ser rectos en la vida"...¡Y... una mierda!...¡Que se queden ellos con las rectas, diagonales y sus biblias coránicas en verso!.
                     Aprovecho para comentar un suceso "cómico-dramático" en un centro comercial francés, donde se ve claramente hasta donde está llegando la crispación: Dos mujeres se ven de frente a frente, la una profesora de inglés jubilada en Marruecos y Arabia Saudí, la otra islámica con velo integral....- Haga el favor de quitarse el velo...se niega la islámica, la otra se lo arranca, la islámica se lo vuelve a poner y la profesora en un gesto de indignación le dá un puñetazo, arañazos, etc, etc, etc, denuncia, juicio, condena.
                     La profesora se pasó...tampoco hay que ir dando puñetazos por la vida...pero me gustaría saber la tensión que ella debió vivir como mujer francesa en sus estancias en Marruecos y Arabia Saudí, donde todos son súbditos del reyezuelo de turno y feligreses de una religión integrista...y donde la mujer está condenada a vivir siempre bajo la autoridad machista del rey-religión.

1 comentario:

  1. La integración es más fácil con premios que con castigos, con estímulos que con prohibiciones, con aceptación que con rechazo. El recién llegado tiene que percibir que en el país de acogida tiene un mejor futuro. El rechazo a sistemas donde prevalece la intolerancia y la exclusión no debe llevarnos a copiarlos. Hemos de sentir confianza en nuestra capacidad de asimilación y en las ideas que a partir de la Ilustración compartimos.

    Un abrazo.
    Pedro

    ResponderEliminar