miércoles, 19 de marzo de 2014

FERNANDO ARRABAL...VIVA LA MUERTE




                     Tengo que poner mi mente en blanco, olvidarme de todo, ver como copean los techos acristalados de la biblioteca Jovellanos de Gijón, entrar en trance y ponerme a escribir frenéticamente.
                     Frenética es la película que ayer; 18 de Marzo del 2.014, vi en el Centro Municipal Integrado de la Arena en Gijón. El colectivo GESTO programó un film de los que no dejan indiferentes, de los que mueven las vísceras, de los políticamente incorrectos, de los que espectadores pusilánimes abandonan la sala a los diez minutos de proyección. VIVA LA MUERTE escrita y dirigida por el gran dramaturgo español FERNANDO ARRABAL. Se inicia con este largometraje un ciclo dedicado a este creador dramático, donde se proyectarán las seis películas dirigidas por él y un documental, todas ellas filmadas en francés se verán con subtítulos en castellano, menos la de Viva la muerte y el documental que está rodado en castellano y francés indistintamente.
                    Juan Garay, presentador del ciclo, nos habló del cine surrealista y autobiográfico de Arrabal, de la imposibilidad de rodarlo en la España del final del franquismo por censura política. Esto es cosecha mía: hoy en día sería imposible filmarla por la pusilanimidad creativa imperante en estos momentos del siglo XXI y por la censura social; que no política.
                    La muerte es femenino y la película Viva la muerte es misógina y muchas, pero que muchas cosas mas...¡Muy buen film!, ¡Magníficas imágenes!, ¡Me gustó! aunque hubo momentos en que mis vísceras se pusieron a bailar ¡A danzar un pasodoble español!. No me gusto Nuria Espert, en su papel de madre, es demasiado sofisticada para dar realidad a esa mujer fuerte, malévola y castradora liberticida de su hijo...tiene la misma expresión y rictus impasible durante toda la historia. Arrabal debería haber contado con las italianas Anna Magnani, o Sofía Loren y si en los años setenta no hubieran sido excesivamente jóvenes, las españolas Carmen Maura, o Victoria Abril que saben hacer creíbles cualquier papel que interpretan. Hay otra actriz española, de culto para los cinéfilos, que a mí, no me gusta nada de nada es; Ariadna Gil, siempre con la misma expresión, el mismo rictus interprete lo que interprete ¡Y la he visto en muchas películas!.
                   El argumento habla de la propia historia de Arrabal, hijo de militar republicano que desaparece durante la represión franquista después de la guerra "incivil" del treinta y seis. ¡Hubo muchos desaparecidos en esa contienda, en esa represión!, la inmensa mayoría de las familias perdieron seres queridos en combate y en fusilamientos masivos, hubo de todo, historietas mentirosas que nos han contado, hombres que en teoría abandonaban a sus hijos en plena adolescencia y que en realidad habían sido asesinados en escaramuzas por los montes donde intentaban escapar de las tropelías de los dos contendientes...Mucha, pero que mucha mierda transmite el largometraje, el padre de Fando (niño protagonista) encarcelado, embarrotado en celda lúgubre recibiendo los copos amorronados eyaculados por el trasero de su propia mujer cómplice con los torturadores militares nacionales y católicos, denunciadora de su propio cónyuge, mujer que ha utilizado al macho militar para quedar embarazada, tener un hijo y después denunciar a su macho para que lo condenen hasta su muerte.
                  ¡Surrealismo!, surrealismo, ¡Surrealismo!...todo es como un sueño, rodaje en un lugar del norte de África, paisajes pre-desérticos, hombres y mujeres con apariencia de magrebíes, pero toda la historia es española, ibérica, desde los dibujos de Topor, que podrían ser perfectamente bocetos del "Jardín de las delicias" Del Bosco, incluso de la machacona canción infantil que recuerda acordes musicales franceses. ¡Alegoría! a la unión entre el padre desaparecido y el hijo, esas lenguas que se encuentran en un plano cinematográfico que hoy en día sería difícil de rodar por las connotaciones sociales y puritanas de la sociedad actual. Los cilicios aprovechados para la relación sadomasoquista entre el niño y sus educadoras, madre y tía. Hambre ¡Mucha hambre! cazadores de moscas para engullirlas, bocadillos de gusanos vivos, tortura a cucarachas partidas por la mitad para que continúen vivas mutiladas, matanza porcina, buey degollado para que la madre se bañe en sangre gozosa, duchas de huevos, leche y esperma para disfrute de la dulce mamá. Las mujeres amortajando al abuelo, ellas no lloran tienen que alquilar a las  desdentadas plañideras del lugar. Operación quirúrgica en vivo, pulmón al viento y al alma de tisis galopante. Otra de las escenas difícil de rodar hoy en día: el homenaje a  Lorca, el tiro de gracia en el ano por maricón y la llevada del cadáver en volandas por niños apenas adolescentes desnudos...Los clérigos se llevarían las manos a la cabeza si viesen a uno de los suyos bendecir las metralletas fascistas que sirven para dar caza al republicano y la venganza de estos últimos hiriendo mortalmente al cura y antes de su muerte cortarle los testículos y dárselos para su alimentación.


Dibujo original de TOPOR miembro del grupo surrealista PÁNICO

                                      Y galopan
                                                      galopan hacia la nada.
                                     Caballería militar asesina,
                                                                           melenas al viento,
                                     urdimbres de miedo
                                     degüellan al buey,
                                     la barbarie fornica con la maldad fascista,
                                     militares fusilan
                                     besan al tiro de gracia.
                                     Y galopan
                                                     galopan entre dunas encharcadas de sangre,
                                     pezuñas sin herraduras golpean mientras cabalgan
                                     la cabeza del enterrado vivo que asoma entre las arenas
                                     y Ariadna se carcajea
                                     su macho atrapado en sus hilos, agoniza
                                     ella denuncia el descaro de su libertad eterna.
                                     El pavo vive entre escorpiones
                                     entre arena baldía
                                     símbolo de amor
                                     de joven enamorada
                                     de un adolescente
                                     carcomido por la memoria.

Poema escrito "A vuela ordenador" la tarde del 19 de Marzo del 2.014
                        -Joseba Ayensa (poeta-cantor.)-





   

No hay comentarios:

Publicar un comentario