domingo, 26 de junio de 2011

STONEWALL...El antro en el que triunfó una revuelta revolucionaria

              


                            



              No se podían imaginar los clientes del Stonewall que con su revuelta espontánea contra la policía, contra las redadas sistématicas, contra las agresiones, contra los insultos, contra el pensamiento puritano de los "lechuguinos bien pensantes"; que se iniciaba una revolución a favor de sus derechos mas elementales. Que su revuelta daría paso a la celebración del derecho a la propia sexualidad sin tabúes y sin imposiciones religiosas de "buenas costumbres".
             Es una apreciación personal, estoy seguro que la revuelta del Stonewall es una consecuencia directa de todo lo que supuso el estallido revolucionario del Mayo francés del sesenta y ocho, una consecuencia del cambio de conciencia del mundo occidental, una consecuencia por el inicio de un nuevo ciclo que nos ha acompañado hasta la primera década del siglo XXI.
            Hace cinco semanas estalló el "grito ahogado" de DEMOCRACIA REAL YA en la península Ibérica. Vuelvo a decir desde este "Blog"; espero que alcance las mismas metas que el Mayo del sesenta y ocho francés, que sea un salto hacia adelante en la consecución de un planeta Tierra mas justo y mejor.
            Insertaré dos poemas originales escritos por mí hace treinta y pico años, los edité en un libreto titulado: Poemas

                                             Inquietante es tu mirada,
                                             inquietante es tu tacto.
                                             ¡Oh amado mío!
                                             ¡Como deseo tus besos!.
                                             Dos manos enlazadas,
                                             dos manos apasionadas
                                             y dos hombres que se quieren
                                             ...y que se cubren con sus brazos.
                                             Un verso que nos honra,
                                             un verso que nos une
                                             en el mar y en el universo
                                             adorado por el corazón del viento.
                                             Siento tus latidos,
                                             siento tus impulsos
                                             que se mezclan en el amor
                                             y en los contornos de un cuadro.





                                             A vosotros caballeros
                                             a vosotros estúpidos lanceros
                                             que soñais con un mundo negro e incierto,
                                             no desenvainéis la espada
                                             contra los humanos
                                             que no creen en vuestro sueño.
                                             ¡Sois como reptiles endemoniados!
                                             ¡Sois como caballos desbocados!
                                             no os dignais en comprender,
                                             no os dignais en escuchar
                                             lo que desean los seres humanos.
                                             ¡Estáis locos!,
                                             locos y deseosos de poder,
                                             de un poder corrompido y sucio.
                                             ¡Nunca estaré con vosotros!,
                                             ¡Nunca apoyaré vuestros deseos!,
                                             y si me citais en vuestros entornos
                                             con resignación cavaré mi tumba,
                                             ¡Porque me atormentaréis!
                                             ¡Porque me ajusticiaréis!
                                             al no creer
                                             en vuestro mundo y sueño.
                              
                                  

1 comentario:

  1. "Un verso adorado por el corazón del viento"

    Nada más importante que el derecho a ser uno mismo, Joseba.

    Un abrazo.
    Pedro

    ResponderEliminar