jueves, 27 de octubre de 2011

EL ÁRBOL DE LA VIDA...


            Ayer, Miércoles 26 de Octubre aprovechando que era día del espectador acudí a una conocida sala de multicines para ver la película "El árbol de la vida". Me la recomendó via "E-mail" mi buén amigo y componente de la generación del Amagatotis Javier Blasco.
           Al inicio de la proyección estuve a punto de abandonar la sala, pero iba acompañado de mi compañero del alma y los 6,20 Euros en tiempos de crisis que costaba la entrada me anclaron en la butaca.
           Cuando ví que empezaba con una cita bíblica del libro de Job capítulo 38, me puse en alerta...efectivamente acerté; es una película religiosa, confesional, me atrevería a decir que Neo-catecumenal, profundamente conservadora...Para nada estoy de acuerdo con su espíritu: Sentimiento de culpa y resignación, dureza en la educación para alcanzar objetivos económicos y espirituales.
           La película es de una belleza insultante, ¡Maravillosa!, primerísimos planos donde se notaban las babas entre los labios cuando transmitían dolor sus protagonistas. Enaltecimiento de Dios a través de planos verticales tanto en la miradas hacia arriba como hacia abajo. Enaltecimiento de Dios a través de la banda sonora, tanto es así que cuando uno de los personajes se refiere a Dios le acompañó la magnífica partitura de Mi patria de Smetana.
          Lo que mas me asombró fue la parte documental que transmitía la fuerza de la naturaleza, el ballet del sistema planetario, planetas engullendo aerolitos, agujeros negros succionando la savia cósmica, agua, fuego, aire, lluvia, salinas, desierto, imágenes jurásicas, imágenes microscópicas de los componentes sanguíneos, espermatozoides al encuentro del óvulo, nacimiento, muerte...El director viene a decir aquí está la grandiosidad de Dios y de la naturaleza con su belleza y placidez  mezcladas con el dolor y muerte.
         Me gustó la película como tal, es decir; como puro cine e imágenes grandiosas.
         No me gustó la película en lo que transmite ideológicamente: Sentimiento de culpa, resignación y "a joderse".


      Opinión del poeta JAVIER BLASCO, perteneciente a la generación del Amagatotis

                 La película del arbol de la vida es una busqueda hacia esas eternas preguntas  recurrentes de la humanidad. El principio y el fin como un todo, de donde venimos y hacía donde vamos, nuestras huellas ancestrales y genéticas que  condicionan  nuestra imperfección y debilidad frente a la adversidad.
                La película no te deja indiferente, o te resulta malísima o te parece una obra maestra.
                Yo no me atrevería a decir que es una obra maestra, pero si me parece bonita tanto en el fondo como en la forma. La película retrata la vida de una familia americana, la evolución y el tiempo que les tocó vivir haciendo un paralelismo con la historia del universo desde sus origenes. Se muestran los conflictos educativos hacia la adolescencia  en el ambiente familiar, la perdida del hijo, la educación como un proceso donde tanto la severidad en las normas como la ausencia de ellas nos abocan al agujero negro, la rebeldía y belleza en un  mundo caótico  cruel e injusto y donde el poder de los mercados sin rostro mueven los hilos condicionando  nuestra existencia. En definitiva una película sobre la armonía , la belleza  y la luz de lo universal, frente a la maldad y a la fealdad de la vida. Una voz en el silencio.


                                                                  CRUELDAD

                                               No encuentro palabras
                                                                                  para deslizarme por el caótico
                                               mundo de la crueldad.
                                               Babas resbalando por la comisura de los labios
                                                                                                                       por dolor.
                                                                 ¡Resignación!
                                               Semifusas fornicando con corcheas
                                                                 ¡Música planetaria para lamer el sacrificio de Job!.
                                               Familia de rapsodia en rojo crístico
                                                                 pecado
                                                                             concepto caduco
                                               abrazado por neo-catecumenales,
                                               radicales cristianos resignados
                                               con su suerte de horror y muerte.

                     Poema escrito a "vuela ordenador" la noche del 27 de Octubre del 2.011
                                               Joseba Ayensa (Poeta-cantor.)

         




 


 

2 comentarios:

  1. No puedo opinar de la película porque no la he visto, pero me han parecido muy interesantes vuestros comentarios.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Cuantos son mis errores y culpas ?
    Hazme ver mis delitos y errores.

    ¿ porque me ocultas tu rostro
    y me tienes por enemigo?"

    ¿ porque asustas a una hoja que vuela?
    ¿ porque persigues a la paja ya seca ?

    Anotas a mi cargo rebeldías,
    me haces pagar faltas de mi juventud.

    metes en cepos mis pies
    vigilas mis pasos,
    rastreas todas mis huellas.

    Job 13, 23-27


    El libro de Job presente desde el principio en esta película también es un bello poético y para mi cruel relato que nos plantea el uso del sufrimiento en el plan divino.

    La película es un bello espectáculo, a veces un críptico collage de imágenes a años luz, al igual que el libro de Job, de nuestra forma actual de entender el mundo y las relaciones humanas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar