domingo, 25 de septiembre de 2011

LA PROMESA...en los terribles abismos de la esquizofrenia

      (Entrada dedicada especiálmente a las poetisas de la "Generación del Amagatotis" Francisca Geijo y María Linarejos Ruiz)

                    POEMA XII del poemario: Lo que no se Adhiere
                                                                             al No-Olvido
                                  (Editado el 15 de Noviembre de 1.991 en Santiago de Chile)
                                           

                                                Me levanto como Cyrano de su tumba

                                                Memorizo la carta que pulverizó

                                                           a las lombrices

                                                Sorbo el último cáliz que los rayos


                                                no dañaron

                                                y
adjudico el recuerdo

                                                           que ni tú sabrás de que vientre germinó

                                                           al pobre cráneo vacío de dudas

                                                           vacío de sueños

                                               


              (Poema original de la poetisa María Linarejos Ruiz, nacida en Linares - Jaén, y que marchó a los abismos del espacio en Valdivia de Chile)


                                                        L A          P R O M E S A




                      La promesa, película dirigida por Héctor Carré, protagonizada por Carmén Maura, Ana Fernández y Santiago Barón.
                     Poco voy a escribir sobre la película, solo que me interesó el tema y que la esquizofrenía confunde de tal manera a quién la padece que le hace vivir distintas realidades con tal intensidad que padece, goza, sufre, vive en resumidas cuentas cada una de las personalidades como si de una sola se tratase.
                    ¡Increíble Carmén Maura!, como borda su papel, como compone su personaje para hacerlo creible plano a plano, secuencia a secuencia y que el espectador se sumerja en su mundo de conflictos confusos y realidades irreales para creernos todo lo que sucede alrededor de ella.
                   En el cine español hay dos actrices capaces de jugar con sus personajes de tal manera que los hacen creíbles película tras película, estas son: Victoria Abril y Carmén Maura.
                   A Carmén Maura la he visto bordar su actuación en dos película radicálmente distintas, una de ellas es Lisboa y la otra es la promesa. Dos historias distintas, dos desenlaces distintos y dos mujeres que se enfrentan, se oponen a lo mas cercano que las atenaza; a su familia mas directa.



                             La promesa me permite hacer un homenaje a dos poetisas que he conocido, que recuerdo con especial cariño, que he gozado con sus letras, con su manera de estar en las tertulias, muy diferentes entre sí pero marcadas por la poesía mas conflictiva y desgarrada que las llevó a compartir un similar destino.
                             La promesa me permite homenajear a Carmén Maura porque en cada uno de sus poros creativos destilan que hay una gran actriz en lo mas hondo de sus entrañas.
                            Y la promesa me permite presentar mis últimos trabajos plásticos, realizados durante el mes de Agosto.



                                                             La promesa y turbulencias
                                                          
                                                      Estoy anclado sobre la sorra desparramada
                                                                        entre las aristas hirientes del pensamiento.
                                                      Siento que escalaré el Kilimanjaro
                                                      para escapar de la otitis que me perturba.


                                                             
                                                             La promesa y el ojo de la conciencia

                                                     Nos observan, amigo Héctor Yardas...
                                                     quiza un día...resultemos vencedores...
                                                     los diablos de nuestra mente claudicarán...
                                                     retozarán entre la chatarra de sus objetos voladores,
                                                                  sin identificar; por supuesto.



                                                             La promesa y la pesadilla de la sangre

                                                      Cascadas de sangre
                                                                                     cascadas de hematíes
                                                      nos asustan en el otoño de la jornada,
                                                                                     cuando se esconde el sol
                                                      cuando nuestra mente se acurruca hasta la madrugada.



                                                               La promesa y el sueño quebrado

                                                    La acordura está quebrando mis sueños.
                                                    Onirismos de esperanza reblandecidos,
                                                    mezco mi mente con el rechinar del Cierzo
                                                                                su fuerza lanza ósculos de fuego
                                                                                          a mi mente,
                                                   cuando despierte
                                                                             me sentiré ausente.

             Los poemas que acompañan a la obra plástica han sido escritos a "vuela ordenador" la noche del 24 de Septiembre del 2.011 por:     -Joseba Ayensa (poeta-cantor.)
                                                                                 


3 comentarios:

  1. Te felicito, amigo Joseba, por este magnífico homenaje en que se aunan luz y fuerza.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Qué entrada tan completa y, como en alguna anterior, me encanta la combinación de la obra plástica y las estrofas, forman un tejido poético con mucha fuerza. Y veré la película que aún no he visto.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Muy buen combinación de poesía y arte Joseba, me encanta amigo. Felicidades.

    Te invito a participar en este proyecto que he puesto en marcha contra la leucemia. Anímate a enviar alguna poesía. Un abrazo fuerte.

    http://artistasunidoscontraleucemia.blogspot.com/

    ResponderEliminar