miércoles, 9 de agosto de 2017

No olvidar episodios históricos...aunque sean dolorosos.




                                                          ACEQUIAS DE SANGRE.

Que no se olvide
que quede en la mente colectiva
de un lugar llano
y quebrado por sus campos de cultivo.
Siglo veinte
penitente y duro en tierras europeas
final de la primera guerra mundial
un minúsculo lugar navarro
un valle de río ínfimo e inquieto,
el Queiles con meandros inquietantes
falta agua en las acequias
la sequía recorre la mente campesina
y estalla el conflicto
¡Los derechos acuosos del riego!
El monacal Tulebras
la romana Cascante
no hay rezos y plegarias
falta la savia de las plantas y árboles frutales.
Los lugareños tulebranos riegan
controlan las corrientes de las acequias
en Cascante hay cacique
¡Poder!
y cuartel de iletrados tricorniales
no llega el erre hache dos al cónsul romano
influye en los verdes
inquieta a los mosquetones
las rogativas no han sido efectivas
un – dos – tres – un -dos – tres
marcan paso y paseo febril
de Cascante a Tulebras
por el polvoriento camino
desde la entrada de la población
se preparan
prevengan sus armas
y del monasterio sale el capellán
el capellán párroco
con sus brazos en cruz
su sotana desgarrada
.-Dispararme a mi
  ¡No lo hagáis a mis feligreses!.
Oídos sordos
empujón y al suelo
a atragantarse con la tierra
detonaciones secas
producidas por la autoridad irracional
colores verdes y marrón de mierda
los tulebranos se esconden
los abuelos protegen a sus nietos
mi tío-bisabuelo Patelín sale ileso
escapa por el pozo de las aguas del pilón
abrevadero de las caballerías
los disparos son contra las piernas
para no herir órganos vitales
una bala penetra en la femoral de la pierna
y un hombre muere desangrado
las acequias ese día salpicaron sangre
hace casi cien años
cuando los felices años veinte
el charlestón
y la casita de papel
estaban en ciernes.

        Poema escrito "A vuela ordenador", la mañana del Miércoles 9 de Agosto del 2.017, inspirado por un suceso puntual, que ocurrió en la población mas pequeña de la Ribera de Navarra.
        Un fuerte abrazo poético a todos los que nacieron y viven en Tulebras.
                                     -Joseba Ayensa (poeta-cantor.)-

1 comentario:

  1. Muy interesante la historia y el poema para conservarla y transmitirla. Un abrazo, Joseba.

    ResponderEliminar