lunes, 19 de septiembre de 2016

WALLANDER....Vivir al límite y morir al instante


            Duermo...tengo frío...tengo calor...recuerdo...¡No se lo que recuerdo!...me calambrean las piernas...¡Nunca he verseado una serie de televisión!...Es el momento...sentir el tango en mi espina dorsal...columpiarme bajo los compases de un vals...¡Vivir al límite como los personajes de una historieta negra, de ambientes sórdidos, lúgubres, de sangre que riega campos de golf y salpica los tabiques de un retrete sucio de mierda...Un policía que vive al límite..la absenta que se resbala por la comisura de mis labios...besos al infierno y al infinito...sensaciones apasionadas de cuerpos que se encuentran....mis órbitas oculares son una refriega de disparos y sablazos al corazón...sueño...pesadilla, urgencias hospitalarias...me sangran los oídos, las narices...pesadilla...sueño intranquilo...El comisario, espera, tranquilidad intranquila, golpes al hígado, interrogatorios, malos tratos, torturas, abogados que van y vienen, hábeas corpus, derechos humanos...Y el policía no tiene vida propia, una puta en la esquina, una yonqui en un camastro roído por los chinches, citas a ciegas, internet camelador, su mujer solitaria, hija despistada y persecuciones a la nada, a la incertidumbre...Vidas paralelas...vidas abisales...se vive al momento, al límite de la cordura, vesania culpable, vesania como solución a la realidad encabritada...Policía...terrorista...militante de movimientos escondidos e inquietantes...¿A que hora me matarán? ¿A que hora me destrozarán la vida? ¿A que hora viviré para vivir? ¿A que hora viviré para morir?...soldados, militares...antiguas milicianas del siglo XX...apenas se conocen...no formaran parejas..se ven...se huelen. abren los poros...fornican para la vida..fornican antes del instante de la muerte...disparos..granadas de mano...muerte...persecuciones...celdas eternas...nichos...asfaltos regados de orines, sangre y semen ¡Vida!...Pasión instantánea, frialdad para siempre...recuerdos...Brouuuummmm cuerpos troceados, mezclados en un amasijo de trituración mortal...Al final: La existencia de siempre, la tradición, la paz, la familia, los bebés que van naciendo, los años que pasan, el hartazgo, la prosperidad, la crisis, el agobio, la desvergüenza, el miedo, el temor, el retorno del terror y la guerra, el desencuentro y la muerte, la vida, la muerte, la vida ¡Vida! ¡Muerte!.

         Prosa poética y de desgarro inspirada por la serie de televisión Wallander y por las vidas paralelas que viven al límite, sin saber en que instante puedan vivir o fallecer.
         Escrito "A vuela ordenador la tarde - noche del 19 de Septiembre del 2.016.
                                 -Joseba Ayensa (poeta-cantor.)-

 






1 comentario:

  1. Ojalá en este momento pudiera darte un abrazo, Joseba¡ Hay que buscar el equilibrio entre el corazón y la cabeza, sentimientos y razón...pero eso es muy difícil. Espero verte pronto, amigo.

    ResponderEliminar