sábado, 16 de enero de 2016

NADIE HABLARÁ DE NOSOTRAS CUANDO HAYAMOS MUERTO

          Esta entrada se la tenía que dedicar a mi madre; pues desde que abandonó su estructura corpórea y dio el salto al vacío de los espacios, he sido incapaz durante estos tres meses de escribir poesía.
         No se la dedico, pues ella me hubiera dicho: .-No me dediques esto a mi, escribo mejor que tu, además deberías de escribir las cosas sencillas y amables de la vida...Esto no pega ni junta.
         El Viernes, 15 de Enero, la segunda cadena de televisión española emitió la película: Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto.
         Magnífica película, magníficas interpretaciones, magnífica dirección...¡No hay duda que me gustó! que la padecí para disfrutarla...Y lo que transmite no son las pequeñas cosas y sencillas de la vida ¡Transmite su fuerza, su dolor, su violencia! y me inspiró un poema escrito "A vuela ordenador" la mañanada del 16 de Enero del 2.016.

                      NADIE HABLARÁ DE NOSOTRAS CUANDO HAYAMOS MUERTO




Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto
cuando el narco-tráfico reviente en nuestras sienes
cuando mamemos el cilindro mortífero de los sabuesos
.-Sigue...sigue mamando...sigue...estoy a punto de disparar al contrario.
Semen, sangre, odio, salpicaduras de sangre en el rostro.
Los toreros esperan
antes del paseillo artístico
estoques preparados
banderillas que hieren rodillas
y dinero ¡Mucho dinero!
la desesperación
vidas frustradas
anhelos perdidos.
Mujer; de torero en coma
huida
puta de la noche
incapaz de vislumbrar a Venus
alcohol que tapona la vista
madre abrazadora
dura, por estar esclavizada en cárceles franquistas.
¡Frustración!
Desayuno en la desesperanza
el albero se encharca de líquidos púrpuras
que fornican con arena del desierto.
Sicario,
arrepentimientos quebrados
historia de mujeres
triunfadoras a través de la falsa abnegación.
¡Ordena la dama de la heroína!
revólver en el salpicadero
dirige a los hombres al asesinato
al secuestro de la puta, testigo directo
¡Vence ella!, la víctima
entrega su rodilla al destornillador del tormento
a la merluza rellena de marisco
mamadas, alcohol, ironía.
¡Frustración torera!
La madre se entrega a la esperanza
dando muerte al coma
y suicidándose después de las cinco de la tarde.

     -Joseba Ayensa (poeta-cantor.)-

 






1 comentario:

  1. Yo también la volví a ver por TV. La película es realmente impresionante, como la interpretación de Victoria Vera. Viene a ser un relato del triunfo de los humildes sobre los poderosos, aunque sea a través de la muerte. Bello poema, Joseba.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar