martes, 24 de marzo de 2015

EL ELOGIO AL HORIZONTE........Chillida "Mon amour"


             Un sueño, es un sueño, acto onírico inquietante el culpable, el cómplice de que me ponga a cliquear las letras de mi ordenador portatil. A las cinco de la madrugada, la hora de los ronquidos y actividad febril con apneas inconscientes. Estaba al borde de un abismo obscuro, solo una luz a lo lejos de las tinieblas entre azuladas y chispeantes vibraciones.



              Tres seres a mi alrededor: Uno que me produce un miedo instintivo difícil de controlar vestido con atavío verdoso y tocado tricornial, un sacerdote ataviado con sotana negra y un vecino primario corto de miras de mi pequeño pueblo navarro. ¡Me sentía aterrorizado!, perseguido, acosado por un impenitente y salvaje fornicador de hombres libres...Pedía, suplicaba a mi vecino .- ¡Por favor!, llama al arzobispo, que suba, que se implique en lo que me sucede, que se de cuenta de mi zozobra emocional...Mi vecino no sabía lo que hacer, interrogaba con su mirada al tricornio andante y a la sotana salpicada de barro...¡Me querían lanzar al abismo para que no hablase! para que el arzobispo no me arropase en sus sábanas de satén blanco aterciopelado...Los miré altivo, deje de sentir terror, me hipnotizó el abismo interminable, me sumí en mi soledad poética, en mi onirismo mas creativo y les espeté: .-No vais a lograr vuestro objetivo...miradme ¡Voy a desaparecer!...He dado un salto inconsciente en mi cama, desapareciendo, despertando al mundo real de una incierta, fría y lluviosa primavera.
              Al despertar de esa manera tan súbita, sin quitarme las legañas del plácido descanso, he recordado al hipnotizador Elogio al horizonte, enclavado en el cerro de Santa Catalina en Gijón. He recordado a un sublime escultor, artista euskérico con melena encrespada y que está dando sus pensativos paseos por los abismos del espacio: Chillida.
             ¡Ooohhh...Chillida "Mon amour!



                                Acaricio mi rostro con rugosidades naturales
                                para pensar en los adentros de mis venas.
                                Me hipnotiza el paisaje
                                la mar furiosa de aires celtas y cantábricos.
                                Triskel tatuado en mi frente
                                lauburo que brota de las manos de Chillida "Mon amour".
                                Procesión de seres humanos,
                                día tras día,
                                momento a momento,
                                se implican,
                                obnubilados por el interminable espacio:
                                El elogio al horizonte
                                un vértigo camelador
                                ¡No se debe plantar uno en su acantilado!
                                es un canto rodado traicionero
                                posible accidente
                                que te hará volar entre brisas de piélago encabritado.
                                Paseantes suicidas
                                acarician el cemento incomprendido
                                donde king kong
                                dio alaridos al atardecer
                                donde marcó el territorio de los cuerdos
                                y donde los acosados huyen de su realidad acosadora.
                                Fuegos artificiales
                                iluminan al Elogio del horizonte
                                en la noche de la virgen no virgen
                                allá... durante el corto verano
                                de un norte hipnotizador.
                                Observo en un sueño
                                a King Kong abriendo sus brazos
                                para que salte a sus juegos de fornicación.
                                ¡Ooohhh...Chillida "Mon amour!

        Las imágenes que aparecen en esta entrada han sido bajadas de: Imágenes "Google"

        Prosa poética y poema escrito "A vuela ordenador" el Martes 24 de Abril del 2.015 después de una noche de descanso y sueños inquietantes.
                                 -Joseba Ayensa (poeta-cantor.)-

                               
   


            

No hay comentarios:

Publicar un comentario