miércoles, 2 de octubre de 2013

Llamaradas...Odisea...RESURRECCIÓN


                  Continuo mi particular odisea por tierras astures, con mi agnosticismo a flor de piel impregnado del mas elemental cristianismo. He visto muchas imágenes católico-paganas envueltas en tortura dolor y muerte. En Cudillero hay una capilla, es una gran urna de cristal con su dolorosa y Cristo torturado requetecargado de espinas, sudoroso y ensangrentado. Cristo de Candás. Dolorosas y nazarenos en Cimadevilla; barrio pesquero de Gijón. Ecce - Homo en Noreña. Capillas minúsculas en Lastres. Magnífica iglesia parroquial de Colunga, muy tenebrosa, con muchas imágenes preconciliares del Vaticano 2º, dolorosa, cristo ensangrentado y cristo yaciente en un ataúd transparente de cristal.
                  Asturias, tierra mágica, de misterio, donde los bosques atragantan a la dispersa población astur, hasta las grandes ciudades están envueltas de naturaleza y zonas boscosas. Tierra de Trasgus, cuélebres, nuberos, cocos, busgosus, lloberus, curuxas, guaxas, guestias, zamparranas y xanas. Tierra de revolucionarios, de pensadores, filósofos, artistas, grandes ateos y místicos. Tierra donde el mar fornica con las grandes montañas arremolinadas alrededor de los Picos de Europa, sendas costeras que en un abrir y cerrar los ojos se elevan y elevan hacia las nubes, el sempiterno verde transmutándose en turquesa y grises. Tierra donde los pintores tienen que jugar al ori - ori con el celaje de sus obras. Lugar donde los escultores entran en trance para recrear su arte.
                 Por una casualidad, en esos paseos interminables por una ciudad costera donde amenaza el orbayo fui a parar a una sencilla parroquia, sin grandes atrios ni portalones suntuosos, de luz exterior, viva, actual, donde no se vislumbra ni el tormento ni la muerte, solo dos árboles (¡Como no!...naturaleza) como si de un templo Zen se tratase, despojado de toda pompa y boato allí vi la talla, la escultura en madera Cristo resucitado de Luis García Muñiz


Escultura del altar mayor de la parroquia RESURRECCIÓN de Gijón


                             No puedo soñar...
                             soy incapaz de elevarme hacia el mundo onírico
                             donde las llamaradas
                             abrasan la poca sensatez que me queda.
                             Frío
                                   sudores fríos
                             enfrían la epidermis que cubre mi alma...
                             el falo creativo
                             que estalla en mis venas acuosas.
                             ¡No soporto el dolor
                             de cruces angostadas por espinas de acacias!
                             ¡No soporto el dolor de martirio y muerte!
                             kamikaces sin sentido
                             hombres inmolados a la luz de la media luna
                             con cuerpos desparramados en la arena del desierto.
                             Si tu existes...
                                                 si tu existes ¡Dios mío!
                             no puedes ser la verdad del dolor
                             del que se acuesta con la amante envuelta en sangre
                             del que fornica con las auroras rojas de odioso palpitar.
                             Te deseo como un vendabal
                             que acaricia las aristas de mi epidermis
                             que penetra a lo mas adentro de mis entrañas
                             que vuela con los pájaros quetzal
                             que da luz a la hembra paridora de amor
                             que transmutas tu cuerpo derruido
                                                                              en sublime renacimiento.
                             Eres un resucitado
                                                        para calmar el ardor de las locas
                             para que el humano llegue a ser parte de ti
                             para que la ósmosis entre hombre y Dios
                             se transmute en esperanza
                             para que gaia
                             entierre de una vez la violencia y miseria.


            Poema escrito "A vuela ordenador" la tarde 2 de Octubre del 2013
                          -Joseba Ayensa (poeta-cantor.)-
                             
                        





No hay comentarios:

Publicar un comentario